Es una enfermedad de origen desconocido, aunque los factores hereditarios desempeñan un papel importante.

Este padecimiento se presenta en mayor medida entre personas de 25 a 50 años de edad y se caracteriza principalmente por la inflamación de las articulaciones que, de no ser tratada, puede destruirlas con el paso del tiempo.

¿Qué es la Artritis Reumatoide?

Es una enfermedad de origen desconocido, aunque los factores hereditarios desempeñan un papel importante. Este padecimiento se presenta en mayor medida entre personas de 25 a 50 años de edad y se caracteriza principalmente por la inflamación de las articulaciones que, de no ser tratada, puede destruirlas con el paso del tiempo.

Radiografía que muestra el padecimiento

La Artritis Reumatoide suele afectar con mayor frecuencia las articulaciones dístales de manos y pies, es decir, ataca la movilidad. También puede afectar otros órganos como los pulmones y los ojos.

A través de algunos estudios de laboratorio que se realizan con una muestra de sangre puede efectuarse el diagnóstico de la enfermedad, este sencillo paso puede hacer una gran diferencia para tratar la artritis reumatoide oportunamente. Algunos de los estudios son:

  • La velocidad de sedimentación globular
  • Proteína C reactiva
  • El factor reumatoide

En un inicio las radiografías no son de mucha utilidad, ya que afectaciones detectadas por rayos X se inician después de un año de haber comenzado la inflamación articular.
¿Qué significa realmente la Artritis Reumatoide para el paciente?

Para el paciente implica enfrentarse ante una enfermedad que no tiene cura, que va a acompañarle, de alguna manera, durante toda su vida y que tendrá que aceptarla como es, con sus crisis y desafortunadamente, su progresión frecuente que le afectará, con toda seguridad, a las articulaciones más móviles, especialmente de manos y pies.

En resumen, es una enfermedad que no es mortal pero que afectará su calidad de vida y su economía.
Las personas que padecen la enfermedad deberán enfrentar otros retos como la dificultad para realizar sus actividades cotidianas en la casa y en el trabajo.

La lucha contra esta enfermedad contempla que deben respetarse los derechos humanos de los pacientes, ser tratados con dignidad y sin discriminación.
Síntomas:

  • Dolor de las articulaciones a la palpación
  • Fatiga
  • Malestar general
  • Pérdida de peso
  • Dolor osteomuscular difuso